Google+ Followers

viernes, 20 de marzo de 2009

Entre pelota, bateos y revolú


En estos días en que estamos viendo las opiniones beisboleras del “Jefe” de team de pelota y su consabida retorica por tan estruendosa perdida, aunado a las carreras de gobernantes hacia Cuba, las purgas y el levantamiento de restricciones; da pavor tocar un tema determinado, pero la lucha hay que seguirla y combatirla hasta que se defina el rumbo.

En el mundo que nos rodea los gobernantes ya no saben como halagar a la dictadura ni que hacer para darle la vigencia de país amigo, que “suponen” ha cambiado o que no les importa como gobierne o como viva su pueblo.

Cierto sector de cubanos exiliados, piden que después de haber levantado las restricciones, ahora los dueños de agencias y el propio gobierno cubano bajen los costos. Están enfrascados en esa lucha y para nada se percatan que nos “están pasando la bola” y que si queremos lo mejor para Cuba, tenemos que despertar del letargo y cambiar de apatía al combate ideológico. De no hacerlo nos esperan otros cincuenta años más, con el team raulista.

Hay tanta confusión en el exilio que por mi parte pienso que debemos frenar las pasiones y centrarnos en que queremos para Cuba. No podemos olvidar que todo sigue igual y que el enemigo avanza solapadamente auspiciados por los gobernantes de turno de de una decena de países.

Debemos sentarnos a pensar y poner a un lado nuestras ansias de visitar Cuba. Unos por motivos razonables, otros por la pachanga de los viajes. Como bien leí en el Nuevo Herald, escrito por un lector dice: ``Visitar la casa del opresor es sancionar la opresión... Mientras un pueblo no tenga conquistado sus derechos, el hijo suyo que pisa en son de fiesta la casa de los que se la conculcan es enemigo de su pueblo.''

Y me quede meditando…….¿ Ud. no?

No hay comentarios:

Archivo del blog