Google+ Followers

viernes, 15 de julio de 2011

Los inmundos de siempre ahora van “por la familia primero”



Para cualquier persona con memoria “normal” por no decir histórica; esto es como un insulto a la inteligencia.
El que no la tenga normal, puede asimilar este paquete y esta doble moral de los chanchulleros del régimen que desde hace mucho viven en Miami y de los que “vienen llegando” o de los “que van y vienen” cada día.

El cubano exiliado, el viajero económico, el cubano de la isla, el militante, el disidente y hasta el indolente; saben y recuerdan de las actuaciones de muchos cubanos que renegaron , apedrearon, insultaron y vejaron a los que íbamos saliendo de Cuba. Hermanos contra hermanos, amigos, familiares, vecinos y hasta los perros del barrio, gritaron y los últimos ladraron por nuestra salida.
Fidel y todos sus discípulos crearon esa separación, ese odio y esa división que trajo lagrimas, sufrimientos a los que partíamos. El odio quedaba, atrás.

Nos fuimos arrastrando todo los calificativos que el regimen y sus seguidores nos echaban sobre los hombros. Hemos sido gusanos, escorias y ahora hasta cigarras.. jejeje.....

Ni podíamos escribir, ni llamar, ni regresar. Nos habíamos convertido en los enemigos de nuestra patria, de nuestra familia y de los amigos de siempre.

Apenas si teniamos para sostenernos, pero siempre algo quedaba para los de alla.

Para ellos...eramos los apestados. Se lanzaban como buitres sobre nuestras propiedades y muchos hasta trababan de troncharnos la salida con un chivatazo bajo.

Paso el tiempo...muchos cambiaron, muchos se disculparon y muchos hipocritamente, se acordaron que tenían familiares y amigos en el exterior.

Hasta el perro movió la cola pensando en un hueso de USA.

Los que siguieron al régimen, los que vinieron enviados por el régimen; adoradores de los diablos de Cuba y los que vienen simplemente por fulas e hipocritamente dicen “ser perseguidos” y se aprovechan de las recursos y de las leyes de este país, de la seguridad social, del welfare y de cuanto copón divino exista ( porque se la saben todas)y van y vienen y gritan y mienten. Disfrazan su miseria con la foto del carro de un amigo o con el frente de la casa de un desconocido.

¿Y? Pues aquí están los de siempre...los Arucas, los Freyres, los inmundos de siempre con su baba chorreando por el régimen. Con sus hipócritas consignas y con sus corporaciones tapadas y con sus organizaciones de tape y destape.

Esta semana pasada vimos una muestra de lo que tendremos en Miami. Las Brigadas de respuestas rápidas, contra el exilio. Ahora se llaman “La familia primero”

Ahora están los inmundos de siempre con el lema “La familia, primero”

Y me pregunto.......

¿A quien hay que recordarle eso?

¿Quien dividió a la familia?

Por supuesto........... Los inmundos de siempre.

Y el régimen allí......y Cuba tan esclava como siempre.

jueves, 14 de julio de 2011

BONO ME HONRA Y EL REGIMEN ME REPRIME

 http://cubanlad.files.wordpress.com/2011/03/biscet.jpg
MIÉRCOLES 13 DE JULIO DE 2011

Por: Dr.Oscar Elías Biscet Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
Un momento interesante durante el concierto de U2 en el estadio Sun Life, en La Florida, fueron las palabras de la estrella del rock y activista humanitario Bono. Con ellas ha hecho que el mundo tenga una visión más diáfana del estado de neo-esclavitud en que vive el hostigado pueblo cubano.

El cantante irlandés Paúl Hewson hacía un llamado de libertad para el pueblo cubano al reconocer en la obra humanista de un hombre el objetivo esencial de libertad de una nación.

Bono nos razona concretamente del espíritu de lucha de un ser humano, sus principios, dignidad, profesión, dolor, encarcelamiento injusto, preocupaciones, esperanza, fe, para el futuro de un pueblo.



Ante una multitud de más de 73 000 personas la prosa poética del irlandés lo definió con estas conmovedoras palabras: “Un hombre hermoso, un médico que pasó tiempo en las cárceles de Cuba, fue puesto en libertad. Su nombre es doctor Biscet. Yo quiero que lo tengan en cuenta, y quiero dejar saber a todos en Cuba que él es especial y que estamos mirando, estamos mirando. Ténganlo en sus pensamientos. Ténganlo en sus oraciones”.

Y estos elogios, aunque me llenan de emoción, no afectan mi psiquis, porque estoy convencido de que su objetivo es salvar a mi pueblo de la dictadura castro-comunista. Los acepto no como un elogio personal sino como un tributo a mi heroico pueblo cubano. Por eso pido a otras muchas personalidades honradas y famosas que imiten la actitud digna de Bono para que mi nación disfrute pronto de plena libertad y de respeto a los derechos humanos de cada uno de sus hijos.



El espíritu libre de Irlanda manifestado en el gesto de Bono me hace evocar a muchos irlandeses que murieron por la libertad de Cuba. Como aquellos cincos fusilados en el castillo de Atares, en 1851; o el coronel del Ejercito Libertador O’Hara, quien escribió en la primera bandera cubana izada en Cárdenas: ¡Primus in Cuba!; o a James J. O’Kelly corresponsal del New York Herald, quien se entrevisto con algunos padres fundadores de la nación en el territorio libre de Cuba y divulgó estas hermosas historias.

Mientras el afamado cantante de rock me honraba, los castristas mostraban su resentimiento y su ensañamiento preparando un plan para reprimirme. En el cuartel policial de Aguilera, Lawton, me confeccionaron un expediente delictivo de control con mi fotografía y datos personales. En un intento infructuoso de humillarme me conminan a que concurra a dicho cuartel para firmar un documento de control los primeros cinco días de todos los meses mientras este vigente la licencia extra-penal.

Categóricamente les digo a estos personajes cegados por el odio y el resentimiento que no iré a firmar documento alguno que restrinja mi libertad o viole los acuerdos firmados en el documento Iglesia-Estado que sirvió de base a mi excarcelación y a la de mis hermanos de la Causa de los 75. Para ello, me sirve de inspiración y estímulo el espíritu rebelde de Eire, el espíritu rebelde de mis compatriotas irlandeses del Ejercito Libertador y el espíritu de rebeldía de Bono, mi amigo distante en la geografía pero cercano en los principios y en la lucha por los derechos humanos.

Finalizo con dos frases de amor y esperanza, una del celebre Martín Lutero y la otra de quien les escribe: “A lo dicho me atengo; no puedo obrar de otra manera: que Dios venga en mi ayuda”. Y la mía: “La libertad solo se encuentra cuando la buscan los hombres dignos”.

Dios siga bendiciendo sus hogares y sus vidas.
Publicado por Doctor Oscar Elias Biscet en 13:20

Posteado por: "Comité Pro Libertad de Presos Políticos Cubanos"

Archivo del blog