Google+ Followers

sábado, 25 de junio de 2011

"El Virreinato de la Habana" ("...ese hecho insólito de gobernar descaradamente desde Cuba....una grave lesión a la autonomía de Venezuela...")



POR:EXEQUÍADES CHIRINOS.


Con el gobierno del presidente Hugo Chávez la nación venezolana retrocede a los tiempos de la Colonia, a la triste época en la cual Venezuela pertenecía al Virreinato de Santafé de Bogotá que, a su vez, dependía política y económicamente de la Corona española.

La decisión de gobernar desde La Habana es la gota que derramó el vaso en cuanto a la dependencia adquirida progresivamente con el comunismo de Cuba, porque constituye un hecho evidente que convierte a la capital cubana en el asiento del Poder Ejecutivo Nacional, dado que desde allí es donde está despachando actualmente el primer mandatario venezolano, violando la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 18.
En términos prácticos y objetivos, Venezuela comenzó a depender políticamente de esa nueva especie de Virreinato de La Habana el cual se extiende hacia Bolivia, Nicaragua, Ecuador y demás países del denominado ALBA donde imperan las directrices de Fidel y Raúl Castro, los sátrapas del continente cuya foja de fusilamientos, encarcelamientos y muertes de enemigos en prisión es interminable.
El Virreinato de La Habana se caracteriza porque una pequeña nación caribeña ejerce una influencia económica y de poder político sobre una nación más poderosa en recursos y potencialidad, siendo quizás la primera vez que un país pequeño, una sardina, se come a uno más grande, a un tiburón.
Aunque lo pretendan ocultar, con la venia de Chávez y su gobierno, en Venezuela mandan los cubanos. Manda Fidel. Manda Raúl. Manda Bárbara Castillo, ex Ministra de Comercio de Cuba involucrada directamente en los alimentos podridos de PDVAL. Manda el médico cubano recetador de la famosa “pastillita” y manda el General cubano en los cuarteles venezolanos.
Una verdadera vergüenza nacional. Un crimen contra la patria de Bolívar este bochornoso hecho de que en pleno siglo XXI un Presidente venezolano acepte y fomente la colonización del país por parte de una nación extranjera, actitud inadmisible por mucha admiración que se le profese a la nación antillana.
Los Virreinatos del Imperio español eran gobiernos regionales destinados a preservar el poder de los reyes de España sobre sus súbditos de Las Indias, sobre América. Por ello, decidieron que la Provincia de Venezuela se anexara al Virreinato de Santa Fé de Bogotá como sucede ahora con la República Bolivariana de Venezuela y Cuba.
Es fácil adivinar que actualmente allí en La Habana es donde actualmente funciona el Consejo de Ministros con participación de los altos funcionarios cubanos y del jefe del gobierno de Venezuela: el dictador Raúl Castro, quien dicta las medidas al mandatario venezolano, encargado de acatarlas y ejecutarlas, como esa de espiar los correos de miles de venezolanos.
Es hora de comprender que ese hecho insólito de gobernar descaradamente desde Cuba – y con los cubanos- constituye una grave lesión a la autonomía e independencia de Venezuela, cada vez más sometida y vulnerada por este régimen castro comunista venezolano. Pero a Chávez, al Virreinato de La Habana y a los diputados de la bancada comunista los espera las elecciones presidenciales del 2012, que servirán para detener este tipo de abusos contra la nación venezolana.
@exequíades

No hay comentarios:

Archivo del blog