Google+ Followers

viernes, 7 de mayo de 2010

En Cuba: Hoy como Ayer la brutalidad sigue igual

Nada ha cambiado.

El régimen crea hombres llenos de odio y rencor.

Veamos:


EL MARIEL:



EMBAJADA DEL PERU:



REPRESION A LAS DAMAS DE BLANCO:



¿ES ESTO LO QUE QUEREMOS PARA CUBA?

jueves, 6 de mayo de 2010

Cuba admite tener la peor zafra en 105 años


jtamayo@elnuevoherald.com

La zafra cubana de este año será la peor desde 1905, informó el miércoles el periódico Granma en un ácido ataque contra el Ministerio del Azúcar.

"Ese es el parte de noticias desde hace varios años [. . .] Ellos acabaron con la industria durante 50 años ¿y ahora están criticando?", dijo José Alvarez, un experto en la industria azucarera cubana y profesor retirado de la Universidad de la Florida. "Esto es risible''.

El anuncio del Granma se produjo dos días después de que el gobierno de Raúl Castro reemplazara al ministro del Azúcar, Luis Manuel Avila, diciendo que había renunciado tras reconocer "deficiencias'' en su trabajo.

"Están justificando la salida del ministro, que es un chivo expiatorio porque le dieron un negocio en bancarrota cuando lo hicieron ministro'', dijo Oscar Espinosa Chepe, un economista disidente en La Habana.

Informes noticiosos anteriores habían pronosticado una zafra de unos 1.2 millones de toneladas, pero Espinosa Chepe dijo que pudiera ser de menos de 1.1 millones de toneladas y que no le sorprendería si no llegaba al millón.

Granma no dio cifras sobre la actual zafra, que no ha terminado, pero la calificó de la peor desde 1905 y dedicó largos párrafos a fustigar el trabajo del Ministerio del Azúcar. También observó la posibilidad de "medidas disciplinarias''.

Los funcionarios del ministerio son culpables de "malas políticas'', agregó, así como de "imprecisiones'', ineficiencias en la molienda, violación de "orientaciones'' superiores, falta de control en las metas de producción e incapacidad para corregir los errores de anteriores zafras.

El diario señaló que la dirección de ministerio "padeció de falta de objetividad'' en la planificación de la zafra y que no era posible "enmascarar'' en variables como las lluvias de inicio de año todos los problemas agrícolas e industriales. "Y lo que es peor, se autoengañaron y embarcaron al país''.

Avila, que fue nombrado ministro en noviembre del 2008, fue sustituido el lunes por Orlando Celso García Ramírez, que había sido el segundo más alto funcionario del ministerio.

Pero Espinosa Chepe y Alvarez observaron que la industria azucarera cubana ha estado en crisis desde hace años, con producciones de 1.2 a 1.5 millones de toneladas en un país que anteriormente producía de 5 a 7 millones de toneladas y que se apoyaba en el azúcar como el fundamento de su economía.

Cuba inclusive ha importado azúcar de Colombia y Brasil en los últimos años para satisfacer la demanda nacional, así como algunos de sus contratos de exportación. El consumo nacional se estima en unas 700,000 toneladas anuales.

Cuba produjo 1.4 millones de toneladas en la zafra 2008-2009 y 1.5 millones de toneladas en el período anterior. Las exportaciones de la zafra de 2008-2009 produjeron unos $600 millones, aunque el gobierno tiene que pagar en divisas duras por abastecimientos como fertilizantes y combustible.

Entre el 2002 y el 2004, Cuba cerró 95 de sus centrales más ineficientes, dejando sólo 61 en funcionamiento, eliminó unos 100,000 puestos de trabajo y redujo el área de siembra de casi 5 millones de acres a alrededor de 1.8 millones.

Raúl Castro y otros funcionarios cubanos recientemente dejaron ver que la industria azucarera pudiera abrirse a inversionistas extranjeros por primera vez desde principio de los años 60, cuando el gobierno nacionalizó centrales y terrenos en un esfuerzo por modernizar la industria.

Espinosa Chepe y Alvarez dijeron dudar que hubiera muchos inversionistas interesados, dado el estado de la industria.

Desde La Habana, Espinosa Chepe comentó que le habían dicho que, este año, su provincia de Cienfuegos había tenido un rendimiento de 27 toneladas de azúcar por hectárea (2.47 acres), mientras que 10 años atrás era de 40 toneladas y el promedio mundial para 2003-2007 había sido de 67 toneladas.

"¿Quién va a invertir en una industria que no existe?", preguntó Alvarez.


martes, 4 de mayo de 2010

El Che Guevara, prohibido en Polonia.

Desde Notas de  Engie
 

La imagen icónica que adorna millones de camisetas, gorros y paredes de estudiantes de todo el mundo podría ser prohibida en Polonia en virtud de una propuesta gubernamental que prohibiría los materiales que inciten al fascismo y cualquier otra forma de totalitarismo.
La ministra de igualdad de Polonia, Elzbieta Radziszewska, ha propuesta ampliar la legislación polaca existente en lo referente a la producción de propaganda relacionada con regímenes fascistas o totalitarios, de modo que incluya la indumentaria y cualquier otra forma de ostentación, el infractor podría llegar a enfrentar hasta 2 años de prisión. Según Radziszewska, la ampliación de la normativa vigente ayudaría a combatir el racismo y la intolerancia e incluye no solo el retiro de la cara del Che Guevara de camisetas y banderas, sino también de Lenin, Trotsky, Mao Tse Tung y otros personajes, los polacos, después de 40 años de un régimen comunista brutal y de la ocupación nazi, tienen una mirada mucho menos romántica del comunismo y del totalitarismo en general que la mayoría de los bohemios de occidente.
“El comunismo fue un sistema terrible y criminal que se cobró millones de vidas”, dijo el profesor Wojciech Roszkowski, uno de las principales historiadores polaco y miembro del Parlamento Europeo. Era muy similar al nacional-socialismo, y no hay ninguna razón para tratar a estos dos sistemas, y sus símbolos, de otra manera. Su glorificación debe ser prohibida”.
En adición a estas medidas el gobierno polaco desmantelará en forma definitiva el comercio de material propagandístico relacionado con la simbología nazi. Estas legislaciones no son novedosas, y podrían propagarse por toda Europa y otros países del mundo. No más a la glorificación de la violencia, y no más visiones bohemias y románticas de quienes, al final, no fueron más que líderes de movimientos o gobiernos totalitarios, y enemigos de la democracia. Desde la óptica polaca, y de varias naciones europeas, quien homenajea una estatua del Che Guevara no se diferencia en lo absoluto de quien lo hace de una de Adolfo Hitler. Quizás yo agregaría a esa lista de indeseables algunas caras más, de los populistas de la región.

VÍDEO UN GRITO DE ESPERANZA POR CUBA: MANIFIÉSTALO, CONDÉNALO, GRÍTALO



UN GRITO DE ESPERANZA POR CUBA: MANIFIÉSTALO, CONDÉNALO, GRÍTALO EN LA MARCHA MUNDIAL POR LA LIBERTAD DE CUBA DEL 20-22 DE MAYO, EN LAS EMBAJADAS Y CONSULADOS DE TODO EL MUNDO, CONVOCADA POR LA PLATAFORMA "CUBA: NO + VIOLENCIA!
EN MADRID, EL SÁBADO 22 DE MAYO, A LAS 12 HORAS, FRENTE A LA EMBAJADA DE CUBA, SITA EN EL PASEO DE LA HABANA, 194. NO FALTES, EL PUEBLO CUBANO TE LO AGRAECERÁ!!!.

MADRID: MARCHA MUNDIAL POR LA LIBERTAD DE CUBAhttp://www.facebook.com/event.php?eid...


lunes, 3 de mayo de 2010

La gente está hastiada

Cuba by Kaj Bjurman.

Desde Buenos Aires, el cantautor Silvio Rodríguez, pidió cambios. En Madrid, el músico Pablo Milanés, en  declaraciones para el diario El Mundo, se cuestionó donde el quehacer del gobierno de los Castro.
Ambos están lejos de ser disidentes. Todo lo contrario. Son íconos de la revolución cubana. Sucede, que palpan la realidad de la isla. El problema de Cuba no es de posturas ideológicas. No. Es de sentido común. 
 
Para los partidarios de Castro o para quienes  se le oponen, no es nada agradable ver cómo su país se va al garete. Naufraga. Se hunde. Y uno tiene la sensación de impotencia, al comprobar que toda sugerencia, criterio, razonamiento o proyecto, cae en saco vacío. 
 
El gobierno lo desprecia olímpicamente. Si tal vez los hermanos Castro tuvieran en su casaca verde olivo la solución a los agudos problemas que afectan a la sociedad cubana, uno podría respirar aliviado.
Pero no tienen una estrategia de salida para la crisis. Sólo chapolotean en torno a un mismo discurso triunfalista que nos conduce al sonido de una música fúnebre hacia el abismo.
El gran problema de Cuba es que fue una revolución más política que económica. Hizo hincapié en la diferencias con Estados Unidos. Polarizó el odio. No hubo término medio. Todo era o blanco o negro. Sin matices.
El   joven Fidel Castro, cuando llegó al poder en 1959, quisiera creer, venía cargado de las mejores intenciones de justicia social y libertades políticas para su país. En este 2010, el anciano guerrillero que espera la muerte en una clínica habanera, es una estatua helada. Un Dios, que no admite criterios diferentes.
El capricho, la tozudez y la soberbia son las únicas armas que le quedan a los Castro. Y contra viento y marea aguantan el chaparrón de razonamientos que le sugieren amigos y enemigos, para que conduzcan a la isla por el cauce de una democracia moderna.
Cada día que pasa el tiempo se acorta. Puede que a los hermanos el futuro de Cuba no les importe. Es al menos lo que aparentan. Nada hace el gobierno para destrabar la penosa crisis económica que dura ya 21 años, eufemísticamente conocida como “periodo especial”. 
 
Y la gente está hastiada. De todo.   La única solución a la vista de muchos cubanos es emigrar. A como dé lugar. Hacia cualquier rincón del planeta. Esta fatal inmovilidad, les pasará factura a los dirigentes cubanos. Están desconectados de la realidad. 
 
Mientras la gente de la calle se lo pasa canutas para sobrevivir en las surrealistas condiciones del socialismo tropical, los líderes y los medios oficiales siguen enfrascados en un discurso anacrónico y noticias optimistas.
Se defienden atacando. Ora la prensa desata una campaña contra Europa, ora la habitual contra Estados Unidos. No quieren ver la paja en su propio ojo. Y los propios partidarios de la revolución de los Castro, como Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, de forma franca abiertamente critican las políticas absurdas de sus gobernantes.
Cuba hace rato que ha tocado fondo. Por una rara ley de la física, el país no ha colapsado.
Todos los cubanos de cualquier edad, ideología, credo religioso y posición social saben que las cosas deben cambiar. El clamor parece que no llega a los que rigen nuestros destinos. Habrá que gritar más fuerte.
Foto: Kaj Burman, Flickr

Archivo del blog