Google+ Followers

jueves, 7 de mayo de 2009

¿Por qué no hay que estar arriba de la bola de Manolin?

Despecho: Malquerencia nacida en el ánimo por desengaños sufridos en la consecución de los deseos o en los empeños de la vanidad.

Real Academia de la Lengua Española.


Caramba mira que la música cubana es sabrosa, se disfruta se goza…. Es rica verdad, como ese helado o graniza´o que degustamos cuando hay un calor como el de Santiago de Cuba, ¿cierto o no?

En materia musical los cubanos si no somos los “number one” estamos entre ellos esa es la verdad, oiga…ni los alemanes patones por excelencia, pueden sustraerse de nuestros ritmos y yo he podido asistir a guateques donde los teutones se han despelotado como lo puede hacer Yeyita la hija Cecilia allá en mi tierra natal (saludos Cesi).

Es que como decía Piñeiro:

El son es lo más sublime
Para el alma divertir
Se debería de morir
Quien por bueno
No lo estime….

Pero Manolín suavecito, suavecito pues no se puede mezclar el tocino con la velocidad. Puedo entender y de echo lo acepto que los productores musicales y dueño de los medios hayan relegado no solo tu música sino la de muchos artistas cubanos de calidad además admito sin remilgos que estos poderosos magnates se nieguen a admitir nuestros ritmos actuales como la timba o el sonido Van-Van imponiendo la sonoridad que mas les conviene o por la que han apostado ignorando que en nuestra tierra la música ha revolucionado sin discusión.

Dueño de los medios estos productores responde al tema central al meollo del capitalismo la ley de oferta y demanda pues como dicen los rubios money is money y lo demás bobería.

La promoción de nuestra música en la Florida y en general en Usa no cuenta con el consenso empresarial que una población de casi 2,0 millones de cubanos demanda eso es cierto ahora bien por que llamar infierno a la tierra que te acogió con beneplácito y con los beneficios que no tiene un exiliado de la ínsula en ninguna parte del mundo.

Yo te preguntaría médico: ¿es que los Estefan son América? ¿es que acaso tu problema personal por no haber sido acogido como tu pensabas ni haber triunfado como por ejemplo lo ha hecho Alexis Valdez o Carlos Otero es óbice para atacar a América?

No se debe morder la mano que te acoge no se puede lanzar fango a quien te entrega vestidos limpios para arroparte y me refiero a la nación Americana y no a un grupo de empresarios.

En cuanto a tus criterios sobre que el sátrapa es un peso pesado, no te has equivocado el por 50 años ha atado de pies y manos al pueblo cubano golpeándolo salvajemente y amordazándolo para que sus lamentos no sean escuchados, es así como ha ganado sus combates como un cobarde. Y tu Manolín lo sabes bien aunque por despecho te hallas unido a los que alaban al verdugo como tus amigos Pablo FG o Silvio Rodríguez.

Te acuerdas de aquella canción que entonabas que decía que ibas a ser un puente de Miami hasta la Habana donde se escondió la letra y donde el cantante hoy día reniegas de lo que muy inspirado cantabas a ritmo de la Timba criolla.

Pero bueno Manolín no es mala idea que revalides tu titulo y te pongas a trabajar en España acá se paga muy bien y hay necesidad de estos especialistas después de todo si la música no te va aun te queda esta noble profesión por ejercer. De lo contrario puedes regresar a Cuba allí te necesita el pueblo como médico, el gobierno como timbero. ¿Qué te parece?….


Ángel Drag
AD.

martes, 5 de mayo de 2009

Pero ..LA BRONCA DE LOS CUBANOS ¿CON QUIEN ES?

POR OSVALDO RAYA

Pero ¿la bronca de los cubanos, con quién es?: ¿con los norteamericanos? Que yo sepa el oficial que me interrogó y me amenazó conque me pudriría en la cárcel o con el destierro forzado y luego dio órdenes de hostigarme y perseguirme por haber propagado ideas contrarrevolucionarias, no estaba bajo las órdenes de la C. I. A. ni del F. B. I. sino del Ministerio del Interior de Cuba. Ni era un agente de los servicios secretos del país más poderoso del mundo el que intentó matarme al atropellarme con su jeep en la calle Panorama del barrio capitalino de Nuevo Cerro, el 28 de octubre de 1996. Y, antes, en 1992, cuando, a fin de llevarme a una reunión urgente en la direccion de la escuela, me sacaron abruptamente del aula donde impartía una clase sobre el origen del idioma español, no vi por ninguna parte a nadie de la Junta Escolar de Miami en contubernio con el alcalde del condado Dade y el Gobernador de la Florida. No. Ocurrió en Cuba y fueron cubanos quienes sorpresivamente me leyeron y dieron a firmar un documento a través del cual el Ministerio de Educación, en contubernio con la Seguridad del Estado, decidía expulsarme de mi puesto de maestro, por causa de mis convicciones y principios políticos. Allí sólo vi a la jefa de cátedra de Español y Literatura, a Sarah Sevilla ‒representante del Partido‒, a la directora y a la secretaria del Instituto Preuniversitario Antonio Guiteras y a dos oficiales de la tenebrosa Policia Politica. Y sigo enumerando acontecimientos: No pertenecían a ninguna institución u organización ni empresa ni cuerpo militar de los Estados Unidos los que, siendo yo muy joven, me obligaron a dejar mi casa y alejarme de la influencia de los míos para llevarme a trabajar gratuitamente en la agricultura, cada año y durante un mes y medio ‒y a veces más‒, bajo el pretexto de la educativa y aleccionadora combinación del estudio y el trabajo. Ni mis vecinos soplones del Edificio Naroca ‒Georgina, Chichita, Roberto, Verena, Niurka (quien vive ahora en Miramar, muy cerquita de Miami), Nadia, Rosa la del quinto piso y otros a los que Dios ya les pasó o les pasará la cuenta‒ eran nativos de la nación fundada por Washington. Y no fue desde la tierra de los pieles rojas y de Emerson y de Martin Luther King desde donde me conminaron a renegar de mi propia familia y hasta de mí mismo para entregarme de cuerpo y alma al Estado Socialista, como si fuese yo propiedad de éste. Nunca vi tanques ni asesores yankees sino rusos en los desfiles militares donde los soldados daban hurras ‒a la usanza soviética y no norteamericana‒ al jefe del ejército. Ni fueron convocados por el Partido Republicano ni por el Demócrata sino por el Comunista de Cuba los actos políticos que eran como masivos lavados de cerebro y que tenían como telón de fondo enormes imágenes de los filósofos y políticos de Europa ‒y no de Norte América‒ Marx, Engels y Lenin. Tampoco aquella doctrina de odio contra todo aquel que tuviese una ideología diferente a la del socialismo era originaria de Carolina del Norte o de Boston ni lo era de estos lugares la idea de la Dictadura del Proletariado y del partido único. No fueron americanos los que terminaron de un plumazo con el más mínimo vestigio de propiedad privada (vendedores de churros y fritas, puestos de frutas y de viandas ‒malanga, ñame, calabaza, papa‒, heladeros, maniseros y merengueros). Aquella despiadada campaña gubernamental contra los pequeños comerciantes fue conocida como Ofensiva Revolucionaria y fue la estocada mortal contra el libre ejercicio de la autogestión de los individuos. E insisto en que no, que no fue en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos donde se dictó como premisa para las artes y la literatura aquello de «Con la Revolución, todo; contra la Revolución, nada», estableciendo, de tal modo, la censura más férrea, jamás conocida en ninguna otra nación de Latinoamérica, y haciendo añicos el derecho de los ciudadanos a expresarse libremente. No fueron ellos ‒los vecinos norteños‒ los que expropiaron e intervinieron las grandes empresas para convertirlas en presumibles bienes de toda la sociedad, inaugurándose así la era de la ineficiencia y del descalabro inherente a una economía centralizada. Nuestros amigos de la Coca Cola, de la Pepsi Cola y de otras tantas compañías no fueron sino víctimas de tales expropiaciones y saqueos y los cubanos dejamos de beber refrescos que valían la pena y de recibir otros productos y servicios de excelente calidad. Y todavía digo más: los jefes de los pelotones que llevaron a cabo los fusilamientos de miles y miles de cubanos, no gritaban «¡fire!» sino «¡fuego!» ni fueron tropas del pueblo de Lincoln sino multitudes ‒turbas‒ del propio pueblo que, enceguecidas por un fervor como de hienas o atizadas por la mano oculta y tenebrosa de los nuevos líderes, en los primeros días de la efervescencia revolucionaria, salían a las calles a pedir paredón para los que disentían o habían tenido alguna relación con el derrocado gobierno de Fulgencio Batista. En fin, no fueron vaqueros asaltantes de bancos ni gansters de Chicago o New York sino una chusma criolla la que tomó el poder en el ’59 y ha estado manejado a su antojo y con métodos de bárbaros los destinos de los cubanos. Una chusma, una pandilla integrada por asesinos y ladrones y por hombres sin escrúpulos ‒pero muy bien aderezados con aquella barba de libertadores. Era la mismísima peste ‒con muy pocas excepciones‒ lo que bajó de los montes de la Sierra Maestra ‒cercanos a la ciudad de Santiago de Cuba‒, donde se habían alzado en pie de guerra ‒o escondido‒, para luego llegar y posesionarse en el Palacio Presidencial de La Habana. Cuba entera vio por la televisión el aura roja y reverberante del flamante líder de los rebeldes celebrar su victoria y diciendo aquel discurso típico de un encantador de serpientes. Era la hora suprema y feliz de un Atilas, de pedigree gallego ‒y no sajón‒, que afilaba sus uñas y su látigo para flagelar sin treguas a todos sus compatriotas y reducirlos a ciudadanos de segunda categoría. Desde entonces se impuso el terror en el país y se implantó el más vergonzoso apartheid de la historia moderna. Tal segregación continua vigente porque el gobierno cubano ‒y no el estadounidense‒ sigue prohibiendo el acceso de los propios nacionales a ciertas playas e instalaciones hoteleras destinadas exclusivamente al turismo extranjero. Pero no fue el Fondo Monetario Internacional ni los accionistas de Wall Street los que desvalorizaron el peso cubano‒con el que se le paga al obrero y al profesional‒ y lo convirtieron en risible caricatura del dinero para darle valor y poderes excepcionales al dollar y a toda moneda no-cubana y no fueron aquéllos los que crearon un mercado inaccesible para el criollo, a menos que éste reciba remesas o especule. La bestia usurpadora y criminal ‒envejecida en su trono‒ mantiene todavía sometido a nuestro noble pueblo a un bloqueo tan brutal que no tiene comparación con el embargo que la Casa Blanca impusiese al gobierno ‒y no al pueblo‒ de nuestro país como respuesta a la expropiación arbitraria de propiedades y negocios norteamericanos, lo que no fue compensado debidamente... y no merece otro nombre que robo eso de apropiarse de lo ajeno. Sin embargo, para nada me afectó a mí ni a los míos la medida norteamericana. Más bien lo que hay que decir es que han sido bloqueadas nuestras libertades y economías por todas las medidas del Gobierno Revolucionario de Cuba. Ni una sola ley revolucionaria tiene por objeto hacer feliz nadie. Todo lo contrario. Entonces no es resultado de ningún bloqueo o embargo o ley de ningún gobierno extranjero sino del propio, la miseria y el hambre que padecen los cubanos y esa visible tristeza y desesperanza. No fueron los greengos los que crearon artificialmente la escasez de alimentos para implementar la tarjeta de racionamiento y así asegurar la dependencia de cada ciudadano con el Estado y, por tanto, el poder de los pandilleros castristas. ¡Ah… y La Habana está así, en ruinas; no porque aviones tipo Delta de la Fuerza Aérea Norteamericana dejaron caer bombas o lanzaron misiles sobre lo que fuera una de las ciudades más bellas de América Latina sino por la abrupta sustitución de una cultura de prosperidad y amor por una ‒medio paria‒ de desdén y desprecio por nuestras tradiciones y valores! Entonces, ¿qué hacemos los cubanos de la Isla o del exilio discutiendo, como verdaderos injerencistas, con quién debe o no tener relaciones diplomáticas y comerciales los Estados Unidos de Norteamerica? Es que no veo para qué ni por qué hay que exigirle a un presidente extranjero que debe sentarse a la mesa de negociaciones para solucionar un problema únicamente generado por elementos y causas nacionales. Debe quedarnos muy claro que no es un poder foráneo lo que nos oprime y menoscaba nuestras libertades ni lo que nos sumergió en el Infierno. No nos hagamos los ingenuos.
Nuestra bronca es con el Usurpador, que nació y vive en Cuba. (That 's all ).
http://osvaldo-raya.blogspot.com/

Carta de Silvio Rodríguez a Pete Seeger….lamentos de un testaferro.

Del cobarde que decir
si se bate en retirada sin combatir
y pliega sus armas ante el que gana
es más facil el pellejo sano
al alma ufana.
De mis versos
AD.



Como siempre me levanto en la mañana bien temprano de 5 a 6 “mas o menos” me tomo mi cafecito (Cubitas que me manda mi gente desde la Ínsula), prendo el ordenador y me zambullo en las noticias, rutina que hago antes de preparar las clases del día.

Así, repaso los sitios habituales, leo y releo y encuentro en un titular que el afamado juglar del castrismo Silvio Rodríguez ha enviado una carta a Pete Seeger lamentando que el gobierno de Usa no le permita asistir a los conciertos en homenaje a su onomástico.

Silvio “oigan esto” dice en su carta-lamento y sito: “Traté de volver a estar contigo hoy, pero, como bien sabes, no me dejaron llegar los que no quieren que los Estados Unidos y Cuba se junten, se canten, se hablen, se entiendan”. ¡Le zumba el mango!

Bueno este señor se estará refiriendo a Fidel Castro su ídolo y mentor que es el que torpedea los esfuerzos de la actual administración norte americana por encontrar puntos de encuentro y dialogo.
Lo que ocurre es que el otrora admirador de los Beatles y Bob Dilan hoy convertido en un ilustre diputado de la Asamblea del poder Popular por el municipio de Remanga la Tuerca provincia de Tumba la Casuela designado por el benemérito PCC (Partido de Criminales de Cuba.) se ha olvidado que los tiempos han cambiado y que el clima de acercamiento viene hoy de sus antiguos y admirados enemigos.

Era yo un párvulo estudiante del Pre de Guanabacoa cuando escuche entre pasillos que Silvio había dicho que lo Beatles eran los Ideólogos de la juventud y que había compuesto “Resumen de noticias” canción en la que se refería a los presos políticos entre ellos a los plantados que sumaban cientos y entre los que se encontraban hombres en mayúsculas como Huber Matos.

Lo que paso después todos lo saben, Silvio no pudo soportar la presión del régimen el ostracismo la columna juvenil del mar y los pelos del lobo comunista que terminaron por doblegarlo a el y a sus musas cambia casacas.

El paso de la música de este admirador del tirano por la cultura cubana será recordado como el del lagarto que cambia de colores para sobrevivir y que adapto su lírica inconforme por una complaciente oda al tirano con el que un día se fundió en un abrazo allá en Santiago de Cuba.


Aquel famoso abrazo sello el entendimiento entre la bestia y su devoto seguidor que aplico en su vida personal aquel cobarde lema de “Si tu enemigo es mas fuerte únete a el” con el que ha vivido todo estos años.

Silvio en su carta, como buen reptil ha dejado la puerta abierta a la especulación cuando reconoce y sito: “Pero no solo yo, querido Pete: todo mi digno y sin dudas mejorable país te admira, te respeta y celebra tus honorables nueve décadas defensoras de la justicia social, la paz y la cultura”.

Fíjense amigos el artista dice que nuestro país es mejorable que fenómeno lo dice ahora este hombre que un día lleno de guataquería por la tiranía canto “Vivo en un país libre cual solamente puede ser libre en esta tierra y en este instante” se dan cuenta el esta poniendo el parche antes de que salga el grano sugiriendo ahora que Cuba bajo los Castro puede ser mejorable…. Menudo descubrimiento.

En fin Silvio como tu dijiste un día “La era esta pariendo un corazón” y este corazón, el del pueblo cubano lleno de esperanzas, reclama que la tiranía ponga fin a tanta injusticia, a tanto latrocinio a tanta falta de libertad.

Yo mejor me quedo con una de tus canciones contestatarias hecha en la época de rebeldía e irreverencia al régimen “Ojalá” por aquella estrofa dedicada a Castro que decía:

Ojalá pase algo que te borre de pronto
Una luz segadora
Un disparo de nieve…..

Si esas frases hubieran ocurrido en 1977 cuando compusiste esta canción hoy mi Cuba fuera otra, más libre más feliz y dueña de su destino.

Pero como siempre digo nada pero nada ni aun tu sempiterno camuflaje de cobarde adulador opacara el que al fin a pesar de los pesares como sea Cuba es más pero mucho,mucho más.

Ángel Drag.
AD.

¿TAMBIEN SE FUERON EN BALSA?


Rodeada de mar, Cuba, sin embargo, no produce suficientes pescados y apuesta ahora al "cultivo'' de especies de agua dulce para sustituir las costosas importaciones y garantizar alimento a su población.

En las aguas cubanas hay más de 700 especies de peces y crustáceos. De ellos, los más destacados son: tiburón, pargo, bonito, carpa, langosta, ostra, cojinúa y camarón.

Hoy, aparece en la noticia que Cuba empezara el cultivo de peces como la tilapia y la famosa “Claria”( Otro tema en el tapete para las autoridades es el reclamo de los grupos ambientalistas, que protestan por la introducción de la claria en el ambiente cubano)

Cuba exporta unos $81 millones en productos de la pesca, especialmente langosta y camarones --la captura de esta especie cultivada es de 3,600 toneladas con destino a Europa.

Según las últimas cifras oficiales disponibles en el 2008, el volumen de captura bruta del sector fue de 60,900 toneladas, incluyendo peces (agua dulce y plataforma marina) y mariscos.

¿CREE UD. ESTO?

Cuanto recibe el cubano en la libreta de racionamiento. VER--

Las autoridades indicaron que en el 2007 se gastaron unos $48 millones en adquirir pescados y otros productos marinos en el exterior, la mayor parte destinado a la mesa de los cubanos o los centros sociales como hospitales.

Cada vez se acercan más a la época de la cerámica cuando los españoles descubrieron a Cuba.

lunes, 4 de mayo de 2009

UNA INVITACION

eJose Reyes
para1cuban4Ever@gmail.com
fecha4 de mayo de 2009 10:33
asuntoPermission to add your Blog

ocultar detalles 10:33 (48 minutos antes)
Responder

Quieres estar incluido en esta listas? Gracias, Jose

_*Link1*_: http://antifidelblogs.cubanology.com/index.htm

_*Link2:*_ http://antifidelblogs.cubanology.com/Anti-Fidelist.htm

_*Mi Website:*_ http://www.cubanology.com/

_*El Blog de Website:*_ http://cubanology.com/cubareport/

GUSTOSAMENTE ACEPTAMOS COMO UN HONOR!
Iran a nuestros BLOGS.

Lo que nos deja el marxismo…. a ritmo de Reguetón

Asere graba esto hay………tremenda hambre.
Pánfilo
Filosofo habanero.


Apartado un tanto de la lid, por labores relacionadas con mi forma de buscarme la “Iria” aca en lejanas tierras me he tomado un tiempo para riflexionar sobre el video de Pánfilo que le ha dado la vuelta al mundo y se ha visto hasta en Japón.

Yo ni corto ni perezoso le he mostrado a mis sorprendidos discípulos las declaraciones de este hombre que sin pelos en la lengua califica de descaro lo que se vive en la Cuba actual.

No es muy fácil tratar de explicar el surrealismo de las imágenes a desconocedores del tema cubano sobretodo por el particular acervo del protagonista y su parnet…Aunque hasta para un sordo la desesperación de Pánfilo por la “jama” es harto evidente.

El contexto del corto, un agro mercado con tarimas vacías en medio de una Habana derruida como por un bombardeo nuclear y sus protagonistas extraídos de las mismísimas filas del sector de la población que más ha sufrido al Revolico del 59, el de la raza negra.



Como alguien dijo un día una imagen vale más que mil palabras de forma que aunque mis alumnos no entendieron la jerga callejera de mis hermanos la gestualidad de Pánfilo y su criolla forma de expresarse disiparon cualquier duda sobre que ocurre en la Ínsula más bella que ojos humanos han visto.

Preguntas mil, ¿profe qué quiere decir esto o aquello?; todo les fue explicado recuerdo que en medio de mi ilustración, en los ojos de una chica de 18 años vi aparecer unos lagrimones que tuve que disipar con un chiste.

Y es que esta mezcla tragicómica en la que vive el cubano lo mismo puede hacerte reír que llorar. El llanto de las gentes por una vida mas digna pugna con el gracejo de ese pueblo alegre y displicente que a pesar del drama del comunismo nepotico de los Castro, no pierde sus ganas de vivir.

En mi informal conversación con esto estudiantes sobre el corto, tuve que traducir palabras como jama, iría, picadillo de solla, en candela, asere y otras que por pudor no puedo explicar en este espacio pero que a ellos les causo notoria curiosidad. Al explicarles lo que era el racionamiento de la libreta quedaron estupefactos cuando incrédulos se interesaron por saber como es posible tanto latrocinio por parte del gobierno.


La clase se esfumo y el tema de nuestra tierra se convirtió en una charla en la que estos muchachotes no aprendieron ese día mucha filosofía clásica alemana pero si la ontología cubana y las desventuras a que ha sido sometida la nación.

A fin de cuentas pienso no haberlos defraudado pues el tema ese día correspondía a los clásicos del Marxismo y yo sin saberlo pude ejemplificar con la tásita filosofía de Pánfilo lo que es le fracaso del marxismo cuando se aplica en la práctica. Ahhh y todo esto a ritmo de un didáctico Regueton que hoy día tiene mas de 70 000 reproducciones en Youtube.

Gracias Pánfilo no creo haber explicado con más claridad lo que es el comunismo y tú hermano, con tu brillante disertación criolla me has ayudado.

Ahora… asere graba esto, pero graba bien ¡Cuba es más pero mucho, mucho más!

Ángel Drag.

AD.

Archivo del blog