Google+ Followers

sábado, 27 de junio de 2009

Presidente Hondureño ¿ Le sigue los pasos a Chavez?


DESDE EL DIARIO LA TRIBUNA

EGUCIGALPA.- El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, hizo un llamado a la población sensata para que no participen este domingo en el circo político que tiene montado el Presidente de la República.

El funcionario manifestó que si los ciudadanos hondureños que acompañan al Presidente, quieren ir a votar que vayan pero que el resto de la población debe abstenerse.

“A los ciudadanos hondureños que acompañan al Presidente, si ellos quieren ir a votar que vayan pero al resto del pueblo hondureño, que es gente sensata y tan pueblo como ellos, que dicen que solo ellos son el pueblo, que no vayan a hacer bulto porque es favorecer pretensiones de cualquier naturaleza”.

¿Una imagen distorsionada en la OEA?
Escuché parte del discurso del representante permanente de Honduras ante la Organización de los Estados Americanos y les está dando un discurso muy claro, está presentando al Presidente de la República como el autor y patrocinador de una urna para que haya una Asamblea Nacional Constituyente y que en el mismo acto electoral se declare instalada la Asamblea Constituyente y que de allí va a salir toda la integración de los nuevos poderes del Estado.

En otras palabras, su cuarta urna ya está presentada en un organismo interamericano. Está llevando el derecho de autodeterminación del pueblo hondureño a ser sometido a la voluntad de los miembros de la organización permanente de la OEA, es decir, que el destino del pueblo hondureño va a ser decidido por otros pueblos.

¿El Presidente dijo en la cadena que la policía será la encargada de resguardar las urnas?
Hay una circular donde alguien en la Secretaría de Seguridad da instrucciones a la policía a no participar en actos que sean ilegales.

¿El Congreso se iba a tomar una decisión al final, se canceló?
Vuelvo a decir, no debemos caer en el juego de estar hablando de soluciones políticas y pactos, entre cantos de gallo y media noche, los destinos de los pueblos son cosa seria y creo que la mejor manera de ponerle fin a esta comedia y este circo, es de que los medios de comunicación, los periodistas y los funcionarios dejemos de estar alimentando este circo, le bajemos todo el gas posible y dejémoslos que sigan jugando solos.

¿Sobre lo que ha dicho el Presidente venezolano que estaba listo para intervenir?
Bolívar no fue grande porque anduvo buscando la esclavitud de otros pueblos, Bolívar fue grande porque fue un gran libertador y además Bolívar anduvo luchando por la independencia de los pueblos no por el sometimiento de los pueblos ni por armas, ni por petróleo ni por hambre.

¿Cuál es el mensaje que usted le puede brindar al pueblo hondureño?
Le estoy ordenando a mi personal, le había ordenado que estuvieran alertas y atentos y ahora les estoy llamando que no pierdan la tranquilidad, tienen el derecho a estar tranquilos en sus casas, con sus familias, haciendo de su descanso lo mejor que puedan.

A los ciudadanos hondureños que acompañan al Presidente, si ellos quieren ir a votar que vayan pero al resto del pueblo hondureño, que es gente sensata y tan pueblo como ellos, que dicen que solo ellos son el pueblo, que no vayan a hacer bulto porque es favorecer pretensiones de cualquier naturaleza

COMUNICADO

l Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) ante los acontecimientos protagonizados desde el Poder Ejecutivo frente a los otros poderes del Estado, las instituciones de la República de Honduras, y diferentes sectores de la sociedad hondureña, por este medio define y deja establecida su posición así:

EL ABSURDO y LOS ABSURDOS PRESIDENCIALES

¿Qué es un absurdo? Absurdo es lo contrario y opuesto a la razón, lo que no tiene sentido; algo que es extravagante, irregular, chocante, contradictorio. Dicho o hecho irracional, arbitrario o disparatado.

El Sr. Presidente de la República, don Manuel Zelaya Rosales, sabe que sus órdenes ilegales están sujetas al incumplimiento, pero igualmente las da y destituye de boca al funcionario que no las cumple; mientras tanto nos pone a bailar ese son que nos agota en darle respuestas institucionales que para él no valen nada, pero cada una de ellas lleva un proceso tan complejo como agotador.

A pesar de que todos los hondureños estamos de acuerdo en tener una democracia más participativa que representativa, nos lleva a la contradicción absurda de que su cuarta urna presidencial, que él convoca, que él organiza, que él realiza, que él supervisa, que él cuenta y cuyos resultados él proclama, es diferente y superior a la urna de un plebiscito o de un referéndum.

Se presenta en la Fuerza Aérea, con unos cientos de acompañantes, reclama y obtiene en la Fuerza Aérea los materiales incautados horas antes por autoridades del Tribunal Supremo Electoral y del Ministerio Público, y sale hinchado de ínfula, con el ego de un victorioso, porque el general y psiquiatra que comanda esa Fuerza le reconoció su estatus de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, condición que nadie le ha negado en ningún momento.

Cuando lo miré en cadena nacional anoche, me convencí de que nos lleva de absurdo en absurdo y saca la mayor ventaja cuando logra más y más confrontación. Desde ese mismo momento tomé la decisión de someter al pueblo hondureño mi lectura e interpretación del contexto creado por el Señor Presidente de la República, en el cual veo un circo político en el cual podemos escoger entre ser espectadores, payasos o fieras.

Recomiendo a la gente sensata evitar toda confrontación y ser simples espectadores, respetando así el derecho a los que de aquí en adelante escojan los otros dos roles, empezando por el domingo 28 de junio.

Cada una de las actuaciones del Señor Presidente de la República demuestra su propósito de hacernos quedar en ridículo a todos, incluido él mismo y quienes siguen sus pasos. Es la mejor y única descripción posible de sus continuadas provocaciones, encaminadas todas a mantenernos en vilo (inestabilidad, zozobra, duda, incertidumbre), porque sólo él sabe hacia dónde camina y quiere llegar; todo lo cual nada tiene que ver con la filosofía del absurdo de Camus.

Que le vaya bien, porque de aquí en adelante es el único responsable de cualquier cosa que suceda.

Tegucigalpa, M.D.C., junio 26, 2008

Archivo del blog