Google+ Followers

jueves, 22 de abril de 2010

La Libertadora” Cristina Kirchner en Venezuela “se comparaba con San Martín y Simón Bolivar”


Opinión, Susana Sechi




“La presidente argentina que se llena la boca de derechos humanos, y luego se abraza con los criminales dictadores cubanos culpables de infinidad de crímenes de Lesa Humanidad como si estos fueran el ejemplo de América Latina. Mientras el mundo condena la represión a “Las Damas de Blanco” y llora la muerte de Orlando zapata Tamayo, y exige la liberación de los presos políticos, Cristina se regodea fotografiándose a lado del asesino”. 

Un editorial de Susana Sechi, bajo el título Almas Gemelas, gran analista y con propiedad para expresarse de la realidad que nos toca enfrentar. Y así, se refiere con motivo del bicentenario de nuestra independencia: “El cubanizado desfile cívico -militar rompió el patriotismo de la fecha tan cara al sentimiento de los venezolanos”.
Relacionado en Diario de América
El abuso del poder
Por Angélica Mora

Almas gemelas
Por Susana Sechi
La Presidente argentina partió de un país que cada vez se le parece más a Venezuela para adherirse a los festejos del Bicentenario chavista. Una puesta en escena tan inverosímil como el imitador de presidente que está destruyendo ese hermoso país.
200 años de historia deshechos en una parodia.
El espectáculo cargado de chabacanería, en un país cada vez más pobre, fue una muestra infantil de un trastornado líder que trató de demostrar poder exhibiendo sus juguetes bélicos, rodeado de sus socios políticos, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega, el dictador Raúl Castro y Cristina Kirchner como la estrella de la función.
En tanto otros presidentes de la región faltaron a la cita estos fueron los de Brasil, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay.
El cubanizado desfile cívico -militar rompió el patriotismo de la fecha tan cara al sentimiento de los venezolanos. Una horda roja tiño de espanto las calles, mientras el caudillo disfrazado de Fidel admiraba la tumultuosa invasión revolucionaria, que dejo sin efecto la esencia, para reducirla a una sucursal de Cuba, tal como lo ordenara el sanguinario dictador desde los cuarteles de invierno.
Provocando la transpolación histórica de la fecha y reescribiéndola a su uso, y necesidad como supo ser vicio de los regímenes comunistas tal como el soviet. Hoy denominado por Chávez “Socialismo Siglo XXI “, se utilizó insanamente el nombre del libertador Simón Bolivar para lograr el efecto deseado, es decir en nombre del procer arrastrar al pueblo a la esclavitud.
Con la connivencia de los Kirchner a logrado insertar en el Mercosur la chavización, arrastrando consigo la satírica revolución cubana cuyos miembros se multiplican en latinoamérica camuflados como médicos, oftalmólogos, masajistas y maestros para difundir adoctrinamiento ideológico propulsados por ong’s travestidas de extrañas filiaciones humanísticas.
Es evidente que como almas gemelas los Kirchner y Chávez basan su modelo en el totalitarismo, por lo que son comunes el abuso del poder, la amenaza, la extorsión, la corrupción, el manejo indebido de los fondos públicos, la falta de seguridad personal, la carencia de Estado de Derecho y el manejo de la libertad de expresión, cada vez más amenazada en Argentina, al punto de ejercer el insulto y la violencia sobre los periodistas cuya opinión no coincida con la del gobierno.
Los presidentes de la región que faltaron a la cita fueron los de Brasil, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay.
Pero como son tal para cual Hugo Chávez eligió a Cristina como oradora de honor ante la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela presentándola como “una patriota profunda de la patria latinoamericana”.
Y por supuesto la Señora comenzó con sus títulos ex Legisladora, ahora Presidente y polemista. Su discurso se inundó de libertades, de próceres, de ideologías, de batallas culturales, de pueblos originarios, de igualdades, de pecados de los que edificaron las patrias, del primer centenario argentino, que fuera tan diferente al que celebraremos ahora. y -acotó- Era un centenario donde, como en casi toda la región, se habían consolidado repúblicas en un modelo de división internacional del trabajo, donde nosotros proveíamos materias primas que eran industrializadas y generaban riqueza y valor muy lejos de estas tierras.”
“Este segundo centenario -agregó- nos encuentra también en un mundo absolutamente diferente. En el del siglo pasado lo dividieron la contradicción este-oeste, que impuso en nuestra región la feroz Doctrina de la Seguridad Nacional, que sufrimos en muchos de nuestros países y que significó también la desaparición de generaciones enteras y fundamentalmente en retraso económico más formidable del que se tenga memoria, debemos decir que este Bicentenario encuentra a los pueblos de la América del Sur en una nueva etapa de transformación y en lo que yo denomino una segunda independencia.”-afirmó-
¿Por qué segunda independencia?- sostuvo- la Mandataria aclarando que le compete la responsabilidad histórica de conducir y dirigir democráticamente el estado que le toca gobernar y también atreverse como se atrevieron esos hombres.
Elaborar nosotros mismos, en materia económica, en materia política, en materia de interpretar la historia y fundamentalmente en algo que propiciaron aquellos hombres de 1810, y que fue lograr la unidad latinoamericana con un objetivo fundante para la liberación de nuestros pueblos, declamó la Presidente mientras se comparaba con San Martín y Simón Bolivar adjudicándose el titulo de “Libertadora”
Sin embargo en esta segunda independencia que hace gala la presidente Kirchner, el todo vale parece ser la consigna de ese grupete de tiranos unidos por la perversión y la codicia, mientras se burlan de sus respectivos ciudadanos. Sobretodo la presidente argentina que se llena la boca de derechos humanos, y luego se abraza con los criminales dictadores cubanos culpables de infinidad de crímenes de Lesa Humanidad como si estos fueran el ejemplo de América Latina. Mientras el mundo condena la represión a “Las Damas de Blanco” y llora la muerte de Orlando zapata Tamayo, y exige la liberación de los presos políticos, Cristina se regodea fotografiándose a lado del asesino.
En su discurso esta misma mujer hablo de libertades donde no las hay, defendió a Evo Morales después que este practicó terrorismo de estado contra los los propios ciudadanos de su país, nada dijo de la violencia de estado que ejerce el gobierno venezolano contra su gente, todo lo contrario se la vio muy compinche y a las risotadas con el caudillo tirano.
Pero que se puede esperar si las cárceles argentinas se encuentran atiborradas con más de 600 presos políticos y han muerto por abandono de persona más de 85 y, los ciudadanos están condenados a la pena de muerte por la feroz delincuencia que domina el país, sin que a esa Presidente que se nombró “Libertadora ” le importe la vida y la muerte de los ciudadanos.
Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela
Email: susanasechi@gmail.com
Publicado el 20 de April, 2010 en Editorial, Susana Sechi

Archivo del blog