Google+ Followers

lunes, 14 de diciembre de 2009

EL GRAN DÍA por Cástulo Gregorisch



Lejos, muy lejos, una isla,
perdida en la insalvable distancia del tiempo,
sufriendo aún de horrenda tiranía,
sumergida en el profundo mar de sus lamentos.


Años, muchos años transcurridos,
eterno se hace el sufrir de los cubanos,
los que tuvimos que marcharnos al exilio,
los que allá han quedado sojuzgados.


Día a día se les hace más difícil
el soportar la sucia bota del tirano,
que se esconde tras las barbas que le cuelgan
de su odiada cara de mirar macabro.


Manchadas por la sangre están sus manos
las que mueve en oratorio gesto estudiado,
tratando de dar énfasis a un aburrido discurso,

repetido y desgastado por los años.

Por momentos tal parece que agoniza,
que ya pronto se sitúa en el pasado,
y aunque cerca de la muerte ya se encuentra,
continúa a nuestro pueblo asesinando.

Y se sigue extendiendo la agonía,
y continúa el llorar de los cubanos,
mientras se espera a que llegue ese gran día
en que celebremos las exequias del tirano.

Archivo del blog